2019-05-12

Hortus invierte US$250 mil en innovación

La compañía comercializadora de soluciones fitosanitarias Hortus (del grupo
chileno Anasac) invirtió US$250 mil en ampliar el conocimiento científico de un
controlador de tizón tardío, una de las principales enfermedades que enfrentan
los productores de papa en el Perú y el mundo.

 

La investigación fue realizada en alianza con el Centro Internacional de la
Papa (CIP) y se acogió a los beneficios tributarios para I+D+i (investigación,
desarrollo e innovación) establecidos por la Ley 30309.

La norma permite reducir hasta en 175% los gastos en investigación de la
declaración jurada anual del Impuesto a la Renta de las empresas. En su caso,
Hortus logró beneficios por US$145 mil y redujo en 58% el gasto de su Impuesto
a la Renta, precisa a este suplemento, Daniel Sánchez, su gerente de nutrición
vegetal.

 

A través de la investigación, los socios determinaron que la solución –un
inductor de defensas elaborado en base a aceites vegetales– permite disminuir
en 60% el número de aplicaciones de fungicidas. Y es que la incidencia de “la
rancha” (como se llama a este mal -tizón tardío- en el campo) puede devenir en hasta
20 aplicaciones químicas por campaña, lo que genera residuos en la plantación y
expone al agricultor que no usa protección a una toxicidad muy alta, advierte
Sánchez.

 

“El producto lo venimos comercializando. Lo que hemos hecho es crear una
línea de mayor investigación en este segmento”, aclara, al tiempo que apunta
que en el mundo el uso de inductores de defensas en cultivos crece en desmedro
de los fungicidas e insecticidas.

 

Balance y perspectiva. Este año la compañía proyecta cerrar con ventas por US$33 millones, lo
que supone un incremento de 6% respecto al 2017, anota el gerente. La
estimación responde al desempeño de sus cuatro divisiones: control
fitosanitario, nutrición vegetal, semillas y veterinaria.

 























Para el 2019, apunta que pondrán énfasis en la introducción de productos
biológicos en su portafolio. “El complemento de los químicos con biológicos nos
permitirá tener una agricultura más sustentable”, refiere.